BLOG DE LA SEMANA

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
Aprendiendo del juego, ella y yo

Dicen que un bebé aprende muchísimo en el transcurso de un solo día y desde mi experiencia puedo afirmarlo. En 24 horas un bebé recibe un sinnúmero de estímulos, interactúa con objetos y personas y va incorporando aprendizajes. Cuando Fer, mi bebé, tenía menos de 3 meses recuerdo claramente cómo giraba su cabeza hacia juguetes que llamaban su atención, los observaba largo rato, con ceño fruncido y también les sonreía; para mí era claro que estaba comunicándose con ellos, “sus juguetes” y estaba dándose el inicio de un hermosa relación con el juego.

Fer, como todo bebé, es una exploradora innata, investiga cada juego u objeto que llega a sus manos. Lo hace a su manera y lo repite muchas veces, tantas que para un adulto puede llegar a ser aburrido, pero para ella es fascinante; lo hace a su tiempo y según su imaginación. En casa no dirigimos el juego, dejamos que ella explore e idee el juego ella misma.

Entre sus juguetes favoritos, de 0 a 3 meses, estuvieron las sonajas, siendo su mejor amiga una sonaja de madera, además de todo aquel juguete que pudiera llevarse a la boca. Su juego incluía chupar sus juguetes. De 3 a 6 meses fueron los gimnasios o móviles adaptados de los cuales pudiese jalar algún juguete; y desde los 6 meses en adelante, cuando ya se sentó, comenzó su interés por alcanzar juguetes más lejanos y así llegamos al gateo.

En nuestra experiencia el juego ha sido y es un medio de aprendizaje para ella como bebé y para mí como la mamá que disfruta con su hija de la experiencia. Hasta el día de hoy, con un año y 10 meses, el juego libre se respeta en casa; ella escoge cómo, con qué y con quién quiere jugar, le brindamos un pequeño espacio con diversos materiales desde juegos de madera, juegos que emiten sonidos, algunos de lógica como rompecabezas o bloques y cuentos; sin embargo todos están dispuestos para la creación libre de ella y su imaginación.

Creo que a más de uno le habrá pasado que cuando un bebé abre un regalo, más le entretiene la empaquetadura que el obsequio, dejémoslo explorar a su ritmo.

Los últimos seis meses hemos incorporado el juego libre en el parque o espacio donde pueda interactuar con la naturaleza y otros niños.

¿Y tú?, ¿cómo ha sido la experiencia de tu bebé con los juegos?

Amo ser mamá

 

 

* Las opiniones y puntos de vista vertidos por los autores de El blog de la semana no coinciden necesariamente con las del Ministerio de Educación.

logo ministerio educacion

  Calle Del Comercio 193, San Borja - Lima, Perú
  (511) 615-5800
  webmaster@minedu.gob.pe Horario de atención:
de lunes a viernes de 8:30 a.m. a 5:00 p.m.

LA BUENA EDUCACIÓN

LA ESCUELA DEL AIRE

INFORMACIÓN Y NOTICIAS

Si desea contactar con el equipo de La Buena Educación llene el siguiente formulario: